Alemania

 Presidente: Frank – Walter Steinmeier.           
Alemania    
Presidente: Frank – Walter Steinmeier.     
Canciller federal:
Angela Merkel
Buenos días:
Compañeros y compañeras, mandatarios, presidentes, cancilleres.
La vida del planeta y por ende la del hombre, está en riesgo de desaparecer, pues las condiciones naturales de desarrollo se están viendo amenazadas por el desequilibrio del cambio climático en la tierra. Este cambio es un problema muy serio y desafortunadamente afecta al mundo cada vez de forma más agresiva. Es causante de tanta preocupación a nivel mundial y tiene el agravante de que se espera que se produzca en un plazo de tiempo tan breve que no permita la adaptación natural de los ecosistemas naturales y los sistemas socio-económicos.
El 12 de diciembre de 2015 los 195 países participantes en la Convención Marco sobre cambio climático lograron por consenso un pacto global, el Acuerdo de París, para reducir las emisiones como parte del método para la reducción de gases de efecto invernadero. En el documento de 12 páginas los miembros acordaron reducir sus emisiones de carbono "lo antes posible" y hacer todo lo posible para mantener el calentamiento global "muy por debajo de 2 grados C" en 2100.
Alemania estuvo entre los primeros países en firmar el tratado fundacional de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) por ello va a la vanguardia de una ambiciosa política climática multilateral, así mismo ha contribuido de forma determinante a que se impulsen los esfuerzos internacionales para la protección de especies. Trabaja para erradicar y dar soluciones a los acuerdos tomados en la Cumbre de París, aplicando medidas precisas en todos los sectores del país que están involucrados de una forma u otra con  los problemas del cambio climático. En el marco de la iniciativa Life Web se facilitaron 663 millones de dólares estadounidenses para la protección de los bosques tropicales y otros ecosistemas en peligro, cuya pérdida haría inhabitable este planeta.
En vista del avance del calentamiento del planeta como consecuencia del cambio climático, el ministro de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, y la Oficina Federal de Medio Ambiente advirtieron en Berlín acompañados de unos 200 expertos de la necesidad de tomar medidas para protegerse. Entre ellas, el ministro y el director de la Oficina Federal, Andreas Troge, citaron sobre todo un ahorro de energía acompañado de una mayor utilización de las energías renovables.
Hay que buscar soluciones rápidas y precisas para contrarrestar los problemas que se avecinan, es un problema mundial, de interés para todos, es importante que los países del mundo valoren sus situaciones actuales y determinen de forma consciente cómo pueden cooperar   en   aras   de   contribuir   al   equilibrio   medioambiental.   La   condición   inicial   que estableció el gobierno alemán es que por lo menos dos de estos proyectos tendrán que ser ejecutados en los próximos 20 meses, para la preservación de ecosistemas como manglares, arrecifes de coral, playas, pastos marinos, bosque seco, ciénagas y canales.
 Alemania entiende el fomento de la educación como una contribución sostenible para la paz, la seguridad y el desarrollo. Con 1.640 millones de dólares estadounidenses, Alemania es el segundo contribuyente más importante a nivel mundial en el ámbito de la educación y desde su   posición   coopera   con   medidas   inmediatas   en   educación   ambiental   en   todas   las enseñanzas del país logrando resultados favorables en  varias iniciativas que están en la mira para este año 2017, como estabilización de dunas y playas en Tierra bomba con siembra de vegetación,  en   ecosistemas   que   son   la   delimitación   de   la   Ciénaga   de   la   Virgen,   la restauración de arrecifes de coral y de manglares y las Islas del Rosario, la regeneración de playas y la arborización urbana.
Esto   es   una   tarea   priorizada   para   los   habitantes   del   planeta,   tarea   que   debe   ser desempeñada con la mayor responsabilidad posible entre todos, en aras de un desarrollo sostenible, pues es real que la naturaleza no negocia con los hombres, pero si agradece su protección y conservación, es este motivo suficiente para sistematizar el trabajo activo que posibilite una vida sana a la humanidad, no nos autodestruyamos, por el contrario, ayudemos
a que nuevas generaciones vivan un mejor, la solución está en nuestras manos, el mundo depende de nosotros, no lo defraudemos.