Brasil

Estimados presentes:
En el día de la fecha nos hemos reunido con el objetivo de plantear y desarrollar las acciones concretas para el futuro de nuestro país.
El cambio climático plantea un grave peligro para la subsistencia del planeta. Pone en riesgo la vida económica, social, ambiental  y de seguridad.
Tenemos la urgente obligación de acordar acciones concretas para mejorar la subsistencia, por ello es de vital importancia la construcción de consensos abocados a estas problemáticas.
Esta situación global puede ser causada por el efecto invernadero.
Posibles soluciones a esto son: La primera, que Brasil debería mantener los niveles de reducción de emisiones de 2012 y que los 15 países que firmaron la 'Declaración de Nueva York sobre Bosques' lo hagan hasta el 50%. El resto de los 86 países de bosques tropicales tendrían que reducir sus emisiones colectivas al 36%.
En un segundo escenario, Brasil debería disminuir sus emisiones por encima de los niveles de 2012, los 15 países igualmente a un 50, mientras que los otros 86 deberían tendrían que reducir un 4%. Según los científicos, esta última posibilidad es la más factible.
Una situación que el mundo debe afrontar es la deforestación, estudios muestran como más de la mitad de la sabana brasileña ha sido transformada en pastos para agricultura comercial.
En efecto, el despeje del bosque para el cultivo de la soja contribuyó con alrededor de 12 por ciento de la deforestación en zonas de más de 25 hectáreas (60 acres) del 2000 al 2005.
La mayor parte de esta demanda de soja fue inducida por los mercados internacionales. Citando estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, los investigadores observaron que el volumen de producción de soja dedicada a exportaciones se había casi cuadruplicado, subiendo de 10 por ciento a casi 38 por ciento entre 1980 y 2010.
Para ese entonces, un estudio de CIFOR señaló que la región también estaba exportando carne. Desde 1980 hasta 2010, por ejemplo, las cabezas de ganado en Brasil aumentaron de 120 millones a 210 millones.
Las causas más grandes de la deforestación con frecuencia se encuentran fuera de las zonas donde se siente su impacto. Gran parte de la deforestación en el sur ocurre para satisfacer las necesidades de consumo en el norte.
En la Primer Asamblea General de las Naciones Unidas el presidente revela su posición frente a situaciones internaciones, desde la importancia de la protección ambiental para el crecimiento económico, entre otras soluciones.
Se propone un compromiso a la sustentabilidad y sobre todo a una buena protección ambiental.