Chile

Señor Secretario de las Naciones Unidas Antonio Guterres:
Conforme pasa el tiempo, la preocupación social por el ambiente
que nos rodea crece constantemente. La mayoría de las
constituciones americanas consagran el derecho de sus ciudadanos
a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Este mismo derecho es refrendado de una u otra manera por variados instrumentos internacionales y nuestros pueblos exigen cada vez
con más fuerzaque este derecho sea respetado y exigen por lo tanto de sus autoridades respuestas efectivas y oportunas frente a
las expresiones de inequidad ambiental.
En Chile, por ejemplo, asistimos a un empoderamiento ciudadano sin precedentes en nuestra historia, que lleva a los ciudadanos a manifestarse con fuerza frente a los proyectos o actividades que consideran una amenaza a su derecho a vivir en un ambiente limpio y saludable.
Sabemos que en los demás países de la región ocurre otro tanto.
En Sudamérica no sólo compartimos un pasado común y muchas
características culturales, sino también problemas ambientales
similares, asociados a las diferentes actividades productivas que se
desarrollan en nuestrosterritorios (actividades mineras, industriales
, forestales, agropecuarias, energéticasy otras). En las entidades relacionadas con la protección ambiental también compartimos desafíos asociados a las estructuras políticas y administrativas en las que cada cual se desenvuelve, y retos prácticos involucrados con la implementación de nuevas políticas de fiscalización, tales como metodologías para calcular sanciones y procedimientos de operación, estándares para inspección y monitoreo de cumplimiento ambiental, entre otros.
La Superintendencia del Medio Ambiente de Chile (SMA) ofreció liderar el proceso de establecimiento de una red regional para conectar programas de cumplimiento y fiscalización ambiental de los organismos estatales de diferentes países de Sudamérica. Así, bajo el paraguas de las actividades desarrolladas con ocasión del Acuerdo de Cooperación Ambiental entre Chile y los Estados Unidos, junto a la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), la SMA y los organismos de la región desplegaron
sus esfuerzos para crear esta Red, la que además es parte del grupo de redes regionales al alero de la International.
Ahora es el momento de fortalecer este compromiso, para que de
esta forma nuestro continente cuente cada día con mejores estándares de fiscalización y cumplimiento ambiental. Las ciudadanas y ciudadanos de nuestros países requieren de nuestro
compromiso y esfuerzo para ir dejando atrás la desigualdad que
también se expresa desgraciadamente en materia ambiental.
Pero avanzamos mucho más rápido si somos capaces de redoblar
nuestra cooperación en este período
y para formular este llamado a una cooperación internacional para
luchar juntos por la salud de nuestra gente
Sabemos que debemos velar por el medioambiente y las comunidades a lo largo de nuestro territorio.
Y sabemos que todo eso se logra con instituciones fuertes, legítimas e independientes.
Estoy segura que podemos trabajar juntos sobre la base de estos principios.
Más protección para vivir tranquilos
Muchas Gracias