Reino Unido

 Señor Presidente:
Distinguidos Presidentes que nos acompañan:
Señores Delegados e invitados:
La larga tradición de nuestro país sobre la conservación medioambiental data del año 1014, cuando el rey Canuto proclamó las Leyes de los Bosques. Desde entonces hasta la actualidad aproximadamente un 15,3% del Reino Unido está protegido mediante parques nacionales, parques regionales y pequeñas zonas protegidas, se han reconocido 48 lugares bajo el Convenio de Ramsar sobre zonas húmedas y 13 reservas de biosfera se han designado bajo el programa El Hombre y la Biosfera de la UNESCO.
Hemos ratificado acuerdos medioambientales internacionales relativos a la contaminación atmosférica, Protocolo Medioambiental del Antártico, Tratado del Antártico, biodiversidad, cambios climáticos, especies en peligro de extinción, cambios medioambientales, residuos peligrosos, vertido de residuos al mar, vida marina, prohibición de realizar ensayos nucleares, capa de ozono, contaminación naval, madera tropical y caza de ballenas. También participamos en la conservación de los hábitats marinos del Caribe y el Océano Pacífico sur.
En  2006, nuestro entonces Primer Ministro Tony Blair, diseñó un nuevo tratado ecológico en el que estarían presentes los ocho países más industrializados del mundo (el G-8) y los cinco más emergentes, este acuerdo incluye un objetivo concreto de estabilización de las emisiones de CO2; un mecanismo global de limitación y canje de las mismas; un fondo global de inversiones para financiar la búsqueda de las tecnologías más limpias, y un plan de acción contra la deforestación.
Señor Presidente: el Reino Unido ha dado ejemplo al mundo con su Ley del Cambio Climático, que obliga a reducir las emisiones de CO2 un tercio en 2020 y un 80% en 2050. Estamos en buena situación para conseguirlo y decididos a aprovechar las oportunidades económicas y de creación de empleo que ofrece el cambio a una economía de bajas emisiones.
En la Cumbre  realizada en Paris 2015 nuestro primer ministro  David Cameron, celebró el acuerdo logrado al que calificó como un "enorme paso para asegurar el futuro del planeta" y estamos orgullosos de haber participado en la 22ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la que hemos tenido la oportunidad de reafirmar nuestro compromiso con la lucha contra el cambio climático y demostrar que lo último en innovación puede ayudarnos a tener una economía sostenible baja en carbono mostrando lo que estamos haciendo en aras de implementar estos planes de lucha contra el cambio climático pues en este sentido hemos sido un país pionero y también seremos la primera gran economía en eliminar gradualmente el carbón, con el cierre de la última central contaminante previsto para 2025.
Señor presidente: Estamos orgullosos de haber hecho más que ningún otro país por respaldar el desarrollo de la energía eólica marina de forma sostenible, hemos duplicado en los últimos dos años y ya hay más de 840.000 hogares en el Reino Unido que tienen paneles solares en sus tejados.
El Gobierno británico se compromete a ayudar a los países en desarrollo a adaptarse al cambio climático y abordar los daños ocasionados por el mismo. Tenemos previsto emplear un 50% del presupuesto del Fondo Internacional para el Clima en reducción de daños y el otro 50% en adaptación a los cambios. Estos proyectos han ayudado a 21 millones de personas a sobrellevar el impacto y las consecuencias del cambio climático.
Queda mucho por recorrer si pretendemos llegar a los objetivos marcados hace casi un año en París. La tarea no será fácil y seguramente nos encontraremos con dificultades e imprevistos. Pero la lucha contra el cambio climático nos concierne a todos, pretendemos seguir ejerciendo un papel de liderazgo en el camino hacia una economía global sostenible.
¿Y que podemos decir del Brexit  y su relación con nuestra política ambiental?
El Reino Unido es parte de numerosos convenios internacionales de protección de distintos factores ambientales, lo que implica que continuaremos cumpliendo con los compromisos adquiridos y que el abandono de la UE constituye una decisión soberana.
Señor Presidente: la historia de nuestro país ha estado marcada por una preocupación constante sobre el tema del medio ambiente y ha recorrido caminos difíciles, pero lo cierto es que en los momentos actuales y con el Brexit hecho una realidad el camino a seguir es algo incierto, sin embargo estamos concientes de que este problema es una realidad acuciante, por ello Gran Bretaña está comprometida con la lucha contra el cambio climático.
¿Podemos realmente argumentar que es demasiado difícil?
¿Es demasiado difícil transferir tecnología de los países ricos a los países más pobres? Nuestros nietos nos preguntan con razón: ¿qué es tan difícil? Tú tienes esta tecnología, sabes que funciona, sabes que si la das a países pobres y vulnerables, pueden protegerse contra el cambio climático, ¿por qué no lo haces? Lo que estoy diciendo es que en vez de pedir excusas mañana a nuestros hijos y nietos, deberíamos tomar medidas contra el cambio climático hoy. Lo que estamos buscando no es difícil, es factible y por lo tanto debemos unirnos y hacerlo ¡ya!
Thank you very much, Muchas Gracias.